nota editorialEl hecho de brindar información pública a través de un medio de comunicación, cualquiera sea, conlleva una responsabilidad: la de hacerlo con la mayor objetividad posible, por lo tanto, basándose en información y hechos reales. Informar, también comprende el tener que dar a conocer hechos noticiosos que no nos resulta grato publicar.

Esta nota editorial es escrita luego de la desgraciada pérdida que sufriera la sociedad loberense en la madrugada del sábado 25 de enero, por el deceso de nuestro joven vecino Marcos Santamaría y el mal manejo de la noticia por parte de un medio de la vecina localidad de Necochea.

Al enterarnos del hecho horas antes de publicar una nota informativa al respecto, desde 2261.com.ar procuramos consultar a fuentes oficiales a fin de brindar datos fehacientes de lo acontecido, con el objetivo de ofrecer a nuestros lectores información veraz y sabiendo que hacer afirmaciones al respecto resultaba inadecuado ya que todo era materia de investigación.

Es por eso que nos limitamos a titular que la muerte de Santamaría se había dado “en un confuso episodio”, ya que el hecho estaba, y aún continúa, siendo analizado por las autoridades competentes y en esos primeros momentos no había claridad sobre lo acontecido.

Varios medios citaron a 2261.com.ar como fuente al publicar la noticia. Pero, nos llamó poderosamente la atención que desde un portal de noticias de la vecina localidad de Necochea, hicieran uso de la nota publicada en este medio, citándonos como fuente al final de la misma, pero titulándola de manera incorrecta.

La nota publicada en el mencionado portal de noticias era casi idéntica a la publicada en 2261.com.ar, pero con la excepción de que el título era totalmente diferente, en ese medio aseveraban: “Joven de 17 años mata a su ex novio en Lobería”.

Obviamente, en el desarrollo de la nota, no había dato alguno que justificara tal afirmación por parte de ese medio, ya que resultaba una copia casi textual de nuestro informe, que no contenía datos que permitieran asegurar que se trataba de un homicidio y mucho menos señalar un supuesto autor. Luego modificaron el título de la nota por “Muere un joven en Lobería. Investigan causales de su muerte”, pero el anterior encabezamiento ya había permanecido largo tiempo publicado.

Desde 2261.com.ar no estamos de acuerdo con tal accionar a la hora de informar. Aclaramos que este medio no pretende hacer juicios de valor en las notas publicadas, sino limitarse solamente a informar consultando fuentes concretas.

Pretendemos también dejar en claro que, ya que en 2261.com.ar existe una sección de noticias policiales, los datos publicados en las notas provienen de informes brindados por las autoridades policiales. Explicamos, además, que la identidad de menores involucrados en hechos policiales no puede ser publicada, más allá de que algunos lectores en ocasiones soliciten que hagamos público nombre y apellido de un menor de edad, jamás lo haremos ya que no nos parece ético y estaríamos incurriendo en una acción ilegal.

Reiteramos nuestro rechazo al mal manejo de medios de comunicación, más aún teniendo en cuenta que detrás de las personas involucradas en acontecimientos tristes como el ocurrido el pasado fin de semana, hay familias compuestas por vecinos loberenses.

Por último, señalamos que la libertad de expresión comprende, para quien ejerce la labor periodística, la función de informar sobre hechos reales, que sean de interés público y que transmitan un mensaje veraz. Si el propio mensaje no es veraz, es imposible que sea informativo.

2261.com.ar