La crisis por la disparada del dólar se acentúa más y más. El presidente Mauricio Macri anunció esta mañana, sorprendentemente, que inició conversaciones con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Cristine Largarde, para “empezar a trabajar en un acuerdo” para obtener una línea de crédito que permita obtener un “mayor respaldo para enfrentar este escenario global y enfrentar crisis”.

A través de un mensaje grabado en el Salón Blanco y emitido por Presidencia, el mandatario informó que inició “de manera preventiva” conversaciones con el FMI.

Tras el anuncio de Macri, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, justificó hoy la decisión del Gobierno de recurrir al FMI en busca de financiamiento, al sostener que ese organismo “ya ha manifestado su apoyo al programa gradual de corrección de desequilibrios que lleva adelante la Argentina”.

Según el funcionario, “el diálogo con el Fondo es permanente: esta mañana hablé con la directora del Fondo, pero todavía no podemos dar a conocer detalles del crédito”, que -aseguró- será a “la tasa más barata” a la que se puede financiar el país.

“En el nuevo contexto internacional, cuanto más certidumbre podamos dar, mejor. Por eso, decidimos sumar financiamiento preventivo del Fondo Monetario. Los plazos y las tasas las conversaremos en los próximos días”, subrayó el ministro.

En una conferencia de prensa que brindó en el microcine del palacio de Hacienda, Dujovne aseguró que el FMI “es hoy muy distinto al que conocimos hace 20 años. Aprendió del pasado”.

Además, el ministro resaltó que el Gobierno eligió “un programa (económico) gradual para cuidar a la sociedad”.

También, dijo que la volatilidad del mercado cambiario refleja “un cambio de contexto internacional, con fuerte reversión de los flujos financieros desde los países emergentes a los países centrales. Y las monedas se están depreciando frente al dólar”.