Sorpresa: Luis Caputo, en un momento en que la Argentina atraviesa una profunda crisis económica, presentó este martes al presidente Mauricio Macri su renuncia como presidente del Banco Central. El Gobierno suma así mayor incertidumbre.

“Esta renuncia se debe a motivos personales, con la convicción de que el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional reestablecerá la confianza acerca de la situación fiscal, financiera, monetaria y cambiaria”, señaló la entidad monetaria, a través de un breve comunicado.

“Caputo le ha expresado al Presidente Macri todo su agradecimiento por la confianza depositada en él para ocupar diferentes cargos desde el comienzo de su gobierno; primero como Secretario de Finanzas, luego como ministro de Finanzas y como Presidente del Banco Central de la República Argentina durante este último tiempo”.

La sorpresiva dimisión del funcionario se produce en momentos en que el Gobierno gestiona un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a cerrarse en los “próximos días”, que podría incluir un desembolso adicional a los USD 50.000 millones acordados en junio.

El actual secretario de Política Económica, Guido Sandleris, que fue ganando influencia en el Ministerio de Hacienda y que en los hechos se manejaba como el número dos del ministro Nicolás Dujovne, es el nuevo presidente del Banco Central.

Se estima que Luis Caputo veía con recelos la influencia cada vez más grande del jefe de Gabinete Marcos Peña y Nicolás Dujovne en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), de donde se habría sentido desplazado. Sandleris era el encargado de llevar adelante la parte técnica de las negociaciones, donde ocupó un rol clave.