Joaquín Indacoechea juega en las inferiores de Aldosivi. Foto 0223

Joaquín Indacoechea es de San Manuel, tiene 18 años, juega como volante ofensivo y recientemente firmó un contrato por 5 años con Aldosivi de Mar del Plata, equipo de la primera división del fútbol argentino. Medios de la ciudad balnearia lo destacan por ser una de las jóvenes promesas de la institución y por su historia de vida, tras haber superado hace unos años un tipo de cáncer.

Entre 2015 y 2016, su vida transcurrió entre clínicas, quimioterapias, rezos y angustia, por un linfoma de Burkitt, forma extraña de cáncer que lo atacó.

El joven sanmanuelense contó su historia al medio 0223, y relató que comenzó en el Club Atlético San Manuel, para pasar en 2015 a Los Patos de Balcarce, donde llegó a debutar en la primera local.

“El 28 de septiembre de 2015 fuimos a hacer un control y el doctor notó que tenía inflamado el cuello. Pensó que podía ser mononucleosis. Hicimos los estudios, dieron negativo. Y el 12 de octubre, me derivaron a Mar del Plata para estar internado tres días. Me dijeron que tenían que operarme. Era un tumor pero no estaba claro aún el tipo de enfermedad”, recordó a 0223.

“El 13 de octubre me operaron en una clínica privada y mandaron a analizar lo extirpado. El cirujano entendió que los resultados estaban bien. En mi casa, festejamos con la familia la buena noticia. Pero el 12 de noviembre llamaron a mi mamá, le dijeron que los resultados no los había visto la oncóloga. Y que habían dado mal. Me tuve que internar nuevamente en Mar del Plata, donde nos contaron que tenía un linfoma de Burkitt, un tipo de cáncer poco común y que me esperaban 9 meses de tratamiento. Se me vino el mundo abajo”, contó el joven.

“Estaba por terminar el año de cursada, se venían las vacaciones… comencé la quimioterapia, con internaciones escaladas. Tuve que estar aislado. Fue muy duro”, expresó y destacó el apoyo y cuidado que le dieron sus padres, Jorgelina y Leonardo.

Dentro de la gravedad de un cáncer, pudo vencer rápidamente esta enfermedad: “La operación había sido exitosa, el tratamiento duró hasta el 12 de enero de 2016. Me estudiaron todo el cuerpo para descartar otro linfoma y continué con controles periódicos”.

Tras su enfermedad decidió no continuar en Los Patos de Balcarce y volver a jugar, de a poco, en el club de sus amores, San Manuel. Y el día de su retorno al fútbol llegó el 24 de marzo de 2016: “Jugamos un partido a beneficio con San Manuel, ante jugadores veteranos. Entré 30 minutos, hice un gol de penal y festejamos todos con mucha emoción”, recordó. El año, culminó de la mejor forma: en diciembre, Atlético San Manuel venció 2-1 a Racing y se consagró por primera vez en la historia campeón de la Liga de Balcarce. Joaquín Indacoechea fue titular.

Días después, surgió una prueba de jugadores de Aldosivi en Balcarce. “le avisaron a mi papá, fuimos y quedé”, contó el jugador al medio marplatense.

Este 2018 lo encontró en franco crecimiento y con buenas actuaciones. Es una de las figuras de la quinta división del Tiburón y debutó en la reserva de primera ante San Martín de Tucumán.

El pasado 29 de septiembre, Aldosivi anunció en sus redes sociales que Joaquín Indacoechea firmaba un contrato con el club por 5 años. Una felicidad enorme luego del difícil momento de su enfermedad. “Tras jugar contra Boca, que perdimos 1 a 0 pero jugamos muy bien, el presidente (José Moscuzza) llamó a mis padres para ofrecer el contrato. No lo podíamos creer”, explicó Joaquín.

“El club nos viene siguiendo y eso está bueno. Con Gustavo Álvarez -DT de primera- no he tenido charlas pero sigue a los chicos con mucha atención”, comenta.

“Agradezco a mi familia por el apoyo que tengo hasta el día de hoy. Mis viejos viajan todos los partidos a verme. Todos me alientan en este camino”, cerró en el final.

Fuente: 0223.com.ar
Nota original: https://bit.ly/2RQ85ra