El Gobierno Nacional autorizó un aumento retroactivo en la tarifa de gas, en 24 cuotas, para compensar a las distribuidoras de gas por la megadevaluación del peso. Sin ningún tipo de vergüenza, el secretario de Energía Javier Iguacel justificó el aumento de las tarifas de gas por la herencia recibida de los años del kirchnerismo a la que acusó de haber legado un “desastre”.

Además, aseguró este lunes por la tarde que “con todo gusto” se presentará ante la Justicia para explicar las razones por las que el Gobierno decidió compensar a distribuidoras de gas por el impacto de la devaluación, que será abonada por los usuarios, al confirmar el aumento.

Así lo dijo tras la denuncia formulada por el fiscal Guillermo Marijuán por presunto abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público. “Con todo gusto me voy a presentar para explicar todo, actuamos ciento por ciento bajo la ley. Los fiscales tienen que actuar, me parece bien y voy a dar los fundamentos legales”, sostuvo el funcionario en una conferencia en el Ministerio de Hacienda.

En la mañana del lunes, previo a la conferencia, Iguacel defendió la suba del gas. “La ley es clara. El productor tiene el derecho por el contrato y la distribuidora tiene el derecho del traslado. Nos habrían llovido juicios… era esconder la tierra debajo de la alfombra, patear el problema para otro lado”, había dicho.

“Siempre hubo ajustes de este tipo, pero pequeños. Como ahora la diferencia era mucha, trasladarlo en 6 meses era mucho impacto. Lo que propusimos es que sea en 24 cuotas y una tasa de interés que es la más baja del mercado”, dijo el funcionario, sin ponerse colorado ante el bochornoso anuncio.