El juez federal Sebastián Casanello dictó la falta de mérito para Cristina Kirchner en el marco de la causa llamada “la ruta del dinero K” y que investiga el supuesto lavado de dinero. Además, ordenó profundizar una serie de diligencias para poder definir la situación procesal de la ex jefa de Estado, entre las que figuran exhortos, informes a la AFIP y a la Unidad de Información Financiera.

En la resolución, el magistrado afirmó que “debe continuarse la investigación para determinar la concreta intervención que ha tenido Cristina Fernández en la conformación de la estructura cuyo grueso se ha elevado a juicio, pues la atribución de responsabilidad
penal como consecuencia de un proceso respetuoso de la Constitución y las leyes se basa en la evidencia”.

Y añadió: “De allí la necesidad de colectar evidencias que permitan cristalizar un reproche que no sólo se sustente en la sospecha genérica o contextual derivada del público y reconocido vínculo de amistad que unía a Lázaro Antonio Báez y Néstor Kirchner, y de la existencia de procesos donde se ha probado la comisión conjunta de delitos. De lo contrario, la atribución de responsabilidad de Cristina Fernández en esta causa estaría basada excluyentemente en un razonamiento transitivo”.

Lázaro Báez, sus hijos, Leonardo Fariña y otros comenzaron hace dos semanas a ser juzgados ante el Tribunal Oral Federal 4. Pero Cristina Kirchner no forma parte de ese debate porque el juez siempre entendió que las pruebas no alcanzaban para acreditar la vinculación de la ex jefa de Estado en la causa.