Un pequeño de dos años falleció este martes en el Hospital Interzonal de Mar del Plata a donde fue derivado de urgencia luego de haber sido atropellado en una playa de Necochea por una camioneta.
Según informó el canal TSN, el pequeño fue identificado como Ramiro Arana, de 2 años de edad, oriundo de Necochea, quien estaba jugando en horas del mediodía en la zona del parador “Karamawi”, ex Médano Blanco.

El niño fue atropellado por una camioneta Volkswagen Amarok, patente MAG 153, conducida por Lucrecia Irma De Paula, de 36 años, también radicada en Necochea.

Producto de las heridas recibidas en el cráneo, el niño fue derivado de urgencia al Hospital Municipal Emilio Ferreyra, donde decidieron trasladarlo a Mar del Plata debido a la gravedad que presentaba el cuadro del pequeño.

El hecho fue caratulado como “Homicidio Culposo” con la intervención de la Fiscalía a cargo de Guillermo Sabatini.

Respecto a lo ocurrido, el titular de la secretaría de Salud de la Municipalidad de Necochea, José María Álvarez, dijo: “Fue un drama. Un drama para los padres, para la mujer que hizo marcha atrás”. El funcionario municipal lamentó la muerte del pequeño y aseguró que “se hizo todo para estabilizarlo”.

El fiscal Guillermo Sabatini que investiga la muerte de Ramiro, manifestó que “Lamentablemente la responsabilidad es de la conductora. Esto lleva un proceso judicial”.

El funcionario señaló que Lucrecia Irma Irene Di Paula, la mujer de 36 años que conducía el vehículo “debió ser internada con una crisis nerviosa”.

Sabatini indicó que la causa se encuentra en las primeras etapas de la investigación, que se están reuniendo elementos de pruebas y que en el trascurso de las horas tendrá un panorama más claro de lo que ocurrió.

Respecto de las pruebas posibles, aseguró: “Filmación oficial no hay, no hay cámaras. Sí puede haber videos de teléfonos, lo estamos chequeando”. Además, agregó que pedirá el informe a la municipalidad para que indique qué se podía hacer en el sector donde ocurrió la tragedia, qué tipos de vehículos pueden ingresar y qué maniobras se pueden realizar.

“Tenemos que investigar las responsabilidades. Para la gente que usa este tipo de vehículos y que baja a la playa hay que pedir el mayor de los cuidados. Es una zona peligrosa”, advirtió el fiscal, quien confirmó que “está reglamentada la bajada de vehículos en la zona”.