escuela

Imagen ilustrativa

TANDIL- Se trata de un adolescente de 13 años, de la vecina localidad de Tandil. La madre hizo la denuncia en la Comisaría de la Mujer. Lo habrían obligado a practicarle sexo oral a un compañero, lo filmaron y difundieron el video en todo el establecimiento. La madre denuncia además la inoperancia de los directivos, que resolvieron “no suspender a los alumnos involucrados”. Un gravísimo caso de bullying y abuso sexual.

La madre de un adolescente de 13 años denunció ante la Comisaría de la Mujer que su hijo fue abusado sexualmente, por parte de un grupo de compañeros, en la escuela a la que concurre.

Según explicó la mujer, los alumnos estaban en el salón cuando su hijo fue tomado “desde atrás por los brazos, y le obligaron a bajar la cabeza para hacerle sexo oral a un compañero. La cara de mi hijo tocó todas las partes íntimas de ese compañero”.

Pero el hecho no finalizó ahí. El resto de los compañeros, en lugar de ayudarlo, se dedicaron a filmar lo sucedido, video que después hicieron público en el resto del establecimiento, entre todos los cursos, además de amenazarlo con subirlo a la web.

La madre, desesperada, también narró que no se enteró por su propio hijo, sino por un amigo de éste, que fue y le contó todo. “Lo primero que hice fue ir al colegio. La directora me dijo que no sabía nada. Trajeron a los alumnos del curso, y le preguntaron si era verdad lo sucedido. Ellos no negaron nada, y aclararon que se trataba de una venganza por el apellido de mi hijo”. La mujer acotó que la directora sólo atinó a decirle “no los vamos a suspender, no podemos”, reveló la mujer.

En este desesperante marco, la mujer hizo la correspondiente denuncia en la Comisaría. “Mi hijo siente mucha vergüenza, le duele el corazón. Él es víctima de maltrato y agresiones diarias y ahora esto. Siempre le dijeron que su apellido es sinónimo de ladrones, ha sufrido muchas humillaciones y hasta una golpiza a principio de año que le costó la fisura de una costilla”.

Fuente: tandildiario.com