despedida del intendente

boudou loberia

Amado Boudou ingresando al Municipio
Crédito foto: ecosdiariosweb

Atravesando un inmenso dolor por la pérdida en tan lamentables circunstancias, una multitud de vecinos loberenses le brindó hoy el último adiós al Intendente Hugo Rodríguez. La gente concurrió en gran número al velatorio durante la mañana y la tarde de hoy en el Palacio Municipal. Autoridades políticas de los distintos niveles se hicieron presentes en Lobería para despedir al Intendente. El Presidente de la Nación en ejercicio, Amado Boudou, estuvo también en nuestra ciudad. El cortejo fúnebre fue acompañado por la gente en su paso por los diferentes barrios.

El velatorio de Hugo Rodríguez se desarrolló en el Palacio Municipal (Av. San Martín 50), comenzó en las primeras horas de la mañana, donde pudieron acceder familiares y allegados. Desde las 10, el público en general pudo tener acceso para despedir los restos del Jefe Comunal.

El Presidente en ejercicio, Amado Boudou, se hizo presente en Lobería alrededor de las 11:55, saludó a los familiares y allegados y 12:45 partió. Además llegó Gabriel Mariotto, vicegobernador provincial. Intendentes de distintas localidades y figuras políticas del ámbito provincial también se acercaron a la ciudad para despedir al Intendente.

«Era una persona de bien, el pueblo está conmovido. Un hombre que trabajaba las 24 horas por su ciudad, un peronista de corazón abierto que amaba a su pueblo. Lamentablemente recibió esta agresión. Nuestro compromiso es llevar adelante los sueños que Hugo tenía para Lobería», expresó Mariotto.

Alrededor de las 17, antes del traslado de los restos del Intendente, en la explanada municipal distintos oradores dijeron algunas palabras referidas a la persona y a la figura política que representaba Hugo Rodríguez. Los hijos del Jefe Comunal, Sonia González, Ricardo Jano, Luis Ilarregui, Linda Di Benedetto, José Pifano, fueron algunos de los que en medio de los cálidos aplausos de la gente, se expresaron sobre la calidad humana de Hugo y también de Héctor Álvarez, recordándolos por su trabajo incansable en pos de mejorarle la calidad de vida a los loberenses desde la función que cada uno desempeñaba.

Mencionaron anécdotas que destacaban, por ejemplo, la lucha de Hugo siendo Profesor de Educación Física, para concretar la obra del Centro de Educación Física Nº 43 de Lobería. O, ya desde su lugar de Intendente, su incansable espíritu de trabajo y esfuerzo para gestionar, ante Nación y Provincia, obras para todos los loberenses. Y su lealtad para con el Proyecto Nacional y Popular que siempre apoyó.

Pasadas las 17:30 comenzó el traslado de los restos del Jefe Comunal hacia el Cementerio Municipal. Una multitud de vecinos con lágrimas en sus ojos se había acercado a las inmediaciones del Palacio Municipal y en interminables aplausos expresaron su cariño y respeto a nuestro Intendente.

El recorrido del cortejo fúnebre (por Av. San Martín, calles Donofrio, Necochea y finalmente De Caso), fue acompañado por una fila interminable de vehículos y vecinos que, en medio del dolor que embarga a la comunidad, hicieron gran parte del trayecto caminando.

En su paso por los distintos sectores de la ciudad familias enteras, jóvenes y también los abuelos de la Residencia para Mayores Sor Teresa de Calcuta, esperaron al costado de las calles y , muchos en llanto desconsolado, aplaudieron respetuosamente el paso de los restos del Intendente. En el tramo final, en cercanías del Cementerio Municipal, comenzó a llover, pero la gente de igual modo continuó esperando sobre la vereda para saludar por última vez a Hugo Rodríguez, cuyo cuerpo fue finalmente depositado en el Cementerio local.