chivilcoy daños por tormenta

El viento destrozó una Asoc. Atlética en Chivilcoy.

caida arboles capital

Caída de árboles en el Gran Buenos Aires.

Un temporal de lluvias y vientos fuertes afecta esta tarde a distintas localidades del sur y el Gran Buenos Aires, en algunas de las cuales hubo caída de granizo.

Las ráfagas de viento se expandieron por varias localidades e incluso en la ciudad de Buenos Aires. En localidades de la zona oeste del Gran Buenos Aires, como Ituzaingó y Moreno, hubo caída de granizo, mientras que desde las 15 hubo lluvias intensas sobre la ruta 2, camino a la costa atlántica.

Por ejemplo, en Chivilcoy, el viento destrozó por completo el club de la Agrupación Atlética de la ciudad, tiró partes de la pared y se voló el techo. Hay destrozos por otras localidades del norte de Buenos Aires, cayeron postes, árboles y alumbrado público.

En Capital Federal y alrededores llegó la tormenta entre las 18 y 18.30 con muy fuertes vientos del sudoeste, algo de granizo y chaparrones intensos. Estaciones meteorológicas marcaron ráfagas entre 110 y 140 km/h, cayeron carteles, árboles y dejaron de funcionar semáforos. Actualmente, las fuertes tormentas afectan al sur del Litoral y al Río de la Plata.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió hoy un alerta por vientos intensos para el sur bonaerense y la Patagonia, y señaló que esas condiciones pueden mejorar mañana. Los meteorólogos estimaron que las ráfagas podrían alcanzar los 80 kilómetros por hora y superar ese volumen en las zonas cordilleranas.

En algunas localidades bonaerenses la caída de ramas de árboles generó cortes de energía porque arrastraron algunos cables del tentido eléctrico.

En ese marco, las autoridades de Tránsito aconsejaron «por lluvia, mantener distancia de frenado, luces bajas encendidas, no realizar maniobras bruscas y respetar velocidades máximas». Carlos Arregui, de los bomberos voluntarios de Chivilcoy, dijo que esa localidad permanece sin luz y que hubo ráfagas de viento de hasta 140 kilómetros por hora. Asimismo, sostuvo que se produjeron caída de techos y árboles, sin reportes de víctimas.