canciller timerman anuncio botnia

Imagen archivo.

El gobierno nacional rechazó hoy los movimientos bélicos que pretende realizar el Reino Unido en las Islas Malvinas, entre el 14 y el 27 de abril próximos. Así lo informó Héctor Timerman en una declaración en la Casa de Gobierno.

El canciller elevó una nota de «enérgica protesta» ante las autoridades inglesas, por considerar los ejercicios «un nuevo acto de agresión colonial», y consignó que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el Comité de Descolonización de ese organismo, fueron informados de las intenciones británicas.

El Ejecutivo tomó conocimiento que habrá lanzamientos de misiles desde el archipiélago, que serán operados por un escuadrón de la Defensa Aérea británica. Esta unidad tiene instaladas seis baterías móviles de misiles Rapiers, ubicadas en adyacencias de la Base Aérea Monte Agradable y del Puerto Militar de Puerto Yegua, informó Cancillería en un comunicado.

«Esta acción constituye una nueva muestra de que el Reino Unido hace caso omiso a las resoluciones de las Naciones Unidas», protestó Héctor Timerman.

Durante una conferencia de prensa, el diplomático indicó que las islas constituyen en la actualidad uno de los territorios más militarizados del mundo. «La ocupación de las Malvinas no es más que una excusa de Gran Bretaña para establecer allí una poderosa base militar», denunció.

Además de la ONU, la violación del tratado de paz en la zona de conflicto fue también comunicada a los secretarios generales de la Organización Marítima Internacional (OMI), la Unión de Naciones Suramericanas, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Cumbre Iberoamericana, la Liga Árabe, el Mercosur, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Unión Africana, el Grupo de los 77 más China y la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (ZPCAS).

En 2010, Argentina ya había hecho denuncias similares ante la OMI. Sin embargo, el Reino Unido continuó realizando ejercicios bélicos.