scioli

Imagen archivo.

El gobernador Daniel Scioli decretó la emergencia en seguridad pública en toda la provincia. Lo anunció junto a su gabinete ministerial, comunicando también un paquete de medidas que incluye $600 millones en equipamiento y 8 alcaidías para alojar 1000 detenidos. Además, enviará un proyecto para crear 10 fiscalías especializadas en narcotráfico.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, resolvió hoy «decretar la emergencia en materia de seguridad pública en toda la Provincia de Buenos Aires por 12 meses», ante las características «violentas sin precedentes» de los delitos en el distrito y la exigencia de dar una respuesta integral desde el Estado.
La declaración de excepcionalidad supone una batería de medidas, que incluye la inversión de 600 millones de pesos -provenientes de las utilidades del Banco Provincia- en equipamiento para las fuerzas de seguridad, la «convocatoria inmediata» del personal retirado de la policía y del servicio penitenciario, y la creación de 8 alcaidías para alojar 1000 detenidos.
El mandatario precisó que el refuerzo del personal veterano «tendrá un incentivo económico» y será por un año, hasta que egresen y se sumen los 10 mil efectivos policiales que se están preparando en las escuelas de formación de la Provincia.
El nuevo plantel de policías estará acompañado también por los «más de 40 mil agentes de seguridad privada», que se incorporarán a la «red de prevención con la obligación de avisar a la policía situaciones de riesgo». «Estas medidas significan patrullajes más intensos para acorralar el delito», dijo Scioli. Además, se instruirá a los municipios a que establezcan el uso de chalecos reflectantes y cascos con número de patente para quienes circulen en motocicleta.
El gobernador pidió a la Legislatura la «pronta sanción» del proyecto que giró para la creación de las policías comunales, y anunció una propuesta legislativa para establecer 10 nuevas fiscalías especializadas en el combate del narcotráfico. También habrá una iniciativa para establecer «penas no excarcelables y de cumplimiento efectivo por tenencia y portación de armas de fuego sin autorización».
«Esta declaración de emergencia servirá para aplicarles todo el peso de un Estado presente a los asesinos y a los delincuentes. Tenemos que ser dinámicos para perseguir, atrapar y encarcelar a los criminales», aseguró Scioli. Y agregó que la lucha contra la inseguridad es la más importante que hay que librar. «Es lo más sagrado: es la pelea por la vida», sentenció.
El anuncio lo presentó poco después de las 12 en conferencia de prensa, junto al titular de la cartera de Seguridad, Alejandro Granados, en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, ubicada en Callao 237 de la Capital Federal.
El paquete de medidas fue presentado en momentos en que se registra un aumento en los hechos delictivos en la Provincia, que coincide con una serie de linchamientos en distintos puntos del país contra ladrones que son capturados por las víctimas.