auto en el rio

Foto: necocheahoy.com

NECOCHEA- Un extraño hallazgo se produjo ayer en Necochea. En el Río Quequén, encontraron sumergido parcialmente un vehículo y en un primer momento temieron que hubiera alguna persona fallecida dentro. El desenlace parece estar alejado de lo trágico y casi pasó al plano de la comedia, según señalan algunos medios de la vecina localidad.

Un Fiat Uno color rojo fue encontrado a la altura de la Sociedad Española semisumergido a unos 10 metros de la orilla. El auto había quedado hundido en un 50%, luego la bajante y las luz del día permitieron divisarlo casi en forma completa.

La Policía se habría acercado en un primer momento temiendo hallar algún cuerpo sin vida dentro del auto, pero comprobaron que no era así y que el vehículo parecía haber sido abandonado.

Luego un testigo habría relatado a la Policía una versión los hechos. Dijo que ayer por la mañana encontró a una mujer, a quien desconocía, y ella le habría pedido un teléfono para llamar a un remis.

Como el joven testigo no tenía celular, la mujer  continuó camino, pero antes le contó que había sido víctima de un robo con intento de abuso sexual pero que había logrado escapar de los  agresores.

El  supuesto hecho que relató la víctima al testigo fue puesto en duda, ya que la mujer tomó un remis y se habría dirigido hasta su casa sin efectuar ningún tipo de denuncia en la comisaría.

Un medio digital de la vecina localidad aseguró que ese mismo día, en horas de la tarde, apareció el  dueño  del auto y habría confesado que, muy temprano en la mañana de ayer, se encontraba  con una mujer “en  posición cariñosa” y que se habrían olvidado de poner el freno de mano.

Siempre de acuerdo a la versión de ese medio, aparentemente, producto de ese descuido, el  auto  cayó al  río y, en ese momento, la mujer se habría alejado del auto dejando todas sus pertenencias, inclusive su cartera que contenía un celular, documentos, llaves. Otro portal digital incluso señala que los involucrados en la historia tienen sus respectivas parejas y que «se fueron de trampa y se les hundió el auto en el río».