jeronimo teti con el papa

Jerónimo Teti saluda al Papa Francisco en Roma. Prensa APAT

jeronimo teti en el vaticanoturismo nacional en el vaticanoEl piloto de Lobería Jerónimo Teti integró la delegación del Turismo Nacional que tuvo en Roma un encuentro histórico con el Papa argentino Francisco I. Los pilotos del TN se conmovieron tras el encuentro con Francisco, a quien le regalaron un buzo de la categoría. «Esto nos marcará para todas nuestras vidas», expresó emocionado el piloto loberense.

«La felicidad es tan grande que todavía no podemos interpretar ni analizar lo que hoy nos sucedió. La energía que fluía al tenerlo al hombre más importante del planeta a dos metros era muy fuerte. La verdad que la humildad que tiene ese hombre nos genera la fe de que puede cambiar la cabeza de muchas personas. Estamos todos muy contentos, muy felices y alegres, creo que esto excedió el deporte», manifestó Teti en declaraciones al programa Mundo Sport de AM990.

«En un momento nos ponen en fila como para ir a saludarlo, nosotros todavía no sabíamos si íbamos a poder saludarlo o no, y él les dijo a sus acompañantes que él iba a bajar a saludarnos a nosotros. Tiene esos gestos que a veces escuchamos, pero cuando uno lo vive tiene una potencialidad enorme», detalló el loberense.

La delegación estuvo conformada por Hugo Paoletti, presidente de APAT, Antonio Abiussi, Tesorero, los pilotos Lucas Mohamed, Facundo Chapur, Fabrizio Pezzini, Hanna Abdallah y Gabriel Fernández, juntos con el padre Carlos Peteira.

En los días previos recorrieron el Vaticano y la Plaza de San Pedro, como así también lugares emblemáticos de la ciudad eterna. Ayer, en una audiencia pública, los representantes del Turismo Nacional tuvieron el ansiado encuentro.

A Francisco le dieron un buzo con el blanco y amarillo de la Santa Sede. Y el Papa les dio a ellos un lugar de privilegio, a un costado del púlpito, adelante de los que estaban muy adelante. Es decir, en primera fila.

El Padre Carlos Peteira, quien lloró como todos los pilotos dijo: «Va a llevar un tiempo hasta que uno lo pueda madurar con el corazón. Ha sido un privilegio estar acá con el Turismo Nacional.

«Esto para mí es más que haber ganado varios títulos de Fórmula 1. Somos los campeones del cielo. El automovilismo nunca me dio plata, pero lo que me dio ayer vale más que cualquier billete o que cualquier campeonato», relató Fabricio Pezzini, luego de que Francisco bendijo a su hijo Luca.